Afectividad

Los seres humanos poseemos una riqueza de sentimientos y emociones que nos permiten experimentar la vida de una forma integral. El patriarcado ha limitado esta vivencia para hombres y mujeres.

Te compartimos algunos beneficios que la igualdad de género aportan a tu afectividad:

Para los hombres:

  • Podrán expresar sus emociones plenamente y crecerán sin que se les diga que “los hombres no lloran” ni negándoles la posibilidad de expresar su tristeza. El enojo no será su único sentimiento.

  • Cuando sufran o se golpeen, podrán liberar el dolor, y no serán tachados de “maricones” o “poco hombres” por eso.

  • Tendrán la habilidad para identificar lo que sienten, hablar de ello de forma asertiva y sostener relaciones más saludables con sus seres queridos y las personas a su alrededor.

 

Para las mujeres:

  • Podrán expresar sus sentimientos sin ser tachadas de exageradas, débiles, dramáticas o manipuladoras, sus emociones no volverán a ser producto de “está así porque anda con la regla”.

  • Disfrutarán de la soledad, de ser autónomas e independientes, y esto no será visto como algo negativo o indeseado, ni deberán buscar compañía todo el tiempo.

  • Expresarán todo tipo de emociones, incluido el enojo y la pereza, no se les exigirá ser siempre “las sensibles de la relación”.