Novio que se RESPETA

 

Construir una relación de pareja siempre es emocionante. Al inicio todas las personas muestran su mejor cara, sacando lo mejor de sí mismas, siendo lo más detallistas posibles, estando atentas a su comportamiento y a las necesidades de la pareja. Sin embargo, en algunas ocasiones, cuando avanza el tiempo, esas características se dejan de lado… Un novio que se respeta busca ser la mejor versión de sí mismo todo el tiempo, y no solo al inicio de la relación.

El noviazgo debe ser un proceso de crecimiento, confianza y respeto como pareja, y no solo momentos súper románticos de vez en cuando.

Es por esto, que Novio que se respeta:

  1. Se comunica desde el amor: Expresa su amor diciéndolo de frente y mostrando cortesía en sus acciones, nunca desde el enojo o el reproche. Sabe que el amor es una decisión, y no un deber.

  2. Es respetuoso y honesto: Asume los costos de decir la verdad y confía en su pareja. NO revisa las redes sociales, celular o correo de su pareja.

  3. Cuida de su pareja: Sabe que cuidar es confiar, mantener abierta la puerta del diálogo y, en muchas ocasiones, ceder. Sabe que cuidar no es ser controlador, ni posesivo, ni celoso, ni manipulador; mucho menos dice serlo “por amor”.

  4. Convive en un noviazgo de libertad y plenitud: Es muy feliz al saber que él y su pareja toman sus propias decisiones de manera libre y que ambos poseen espacios personales donde pueden crecer y disfrutar plenamente sin el otro, como en sus estudios, trabajo o pasatiempos.

  5. Disfruta de la independencia: Comprende que no deben de hacer todo juntos todo el tiempo, y disfruta de sus ratos solo y con sus amigos, sin irrespetar ni violar la confianza de su pareja.

  6. Es empático: Respeta y trata de entender lo que su pareja le expresa, prestando atención y escucha, sin burlarse ni minimizar lo que ésta dice o hace.

  7. Sabe que su pareja tiene su propia vida y personas queridas en ella que pertenecen a su historia personal: Respeta estos vínculos, sabe que ellos ayudaron a construir la persona que     es ella hoy.

  8. No es violento: Ni física, ni sexual, ni psicológicamente. Por lo tanto, no busca atemorizar, amenazar, forzar, obligar o lastimar a su pareja

  9. Cuida de su salud: Junto con su pareja, cuidan de su salud física, mental y sexual.

  10. Construye una relación real, no una basada en el amor romántico: Sabe que el amor es una oportunidad, no un derecho, que no existen las medias naranjas, que amar no es fundirse en uno solo. Sabe que     todas las personas pueden querer guardar algo para su intimidad y que es posible construir un noviazgo donde cada uno pueda tener cosas que no desea compartir, donde cada uno tenga su privacidad

  11. No se burla ni humilla a su pareja: No habla de “lo femenino” como algo risible, inferior o incapacitante, ni utiliza frases como “seguro anda con la regla” para referirse a algo negativo o malo; sino que vive en una relación de entendimiento e igualdad.

  12. No grita ni está a la defensiva todo el tiempo.

  13. Entiende las equivocaciones o preocupaciones como una fortaleza: Reconoce y comparte cuando se ha equivocado, o si tiene problemas y preocupaciones, le expresa a su pareja con amor si ella lo ha hecho, y trata de buscar soluciones en conjunto.

 

Lo más importante a tener en cuenta, es que Novio que se respeta, te respeta.