Paternidad y maternidad

La paternidad y maternidad patriarcales suponen papeles especìficos y muy delimitados para mujeres y hombres. La igualdad de género posibilita la construcción de formas de ser madre y padre más permeadas por la decisión y no por la obligación

Te compartimos algunos beneficios que la igualdad de género aportan a la paternidad y la maternidad:

A los padres:

  • Su rol será cercano y amoroso, dedicando tiempo a sus hijos e hijas, abrazando y aconsejando, y no exclusivamente una transacción monetaria. No deberán demostrar  “que les está yendo bien” ni “matarse” trabajando para ganar mucho dinero y comprar regalos y juguetes.

  • Estarán más presentes en la crianza de sus hijos e hijas, ya que la igualdad de género busca equilibrio entre las horas de trabajo fuera de casa y el tiempo que comparten con ellos, desarrollando tareas como bañándolos, alimentándolos y ayudándolos a estudiar.

  • “Marcar las reglas” y hacer que se cumplan no será un trabajo único de los hombres, esto podrán conversarlo madres y padres, para llegar a un acuerdo y apoyar la decisión tomada.

  • Podrán sentirse cómodos de expresar sus sentimientos y compartirlos con su familia, mostrándose vulnerables y buscando apoyo y soluciones.

 

La igualdad de género posibilita el que los padres decidan la forma de expresar su amor y vivir su paternidad de manera saludable.